Blogia
@Leiva

Jesús Miguel Alonso, nuevo articulista en el diario La Rioja

Desde principios de febrero Jesús Miguel Alonso, Chumi, escribe periódicamente en el diario La Rioja. Reproducimos el segundo artículo que publicó. El primero lleva por título Mi tio Genaro y la bolsa

La Plazuela
ALONSO CHÁVARRI

Aquella pequeña plazuela, en la que vistosas gallinas picamierdas escarbaban las camas humeantes de las mulas, las cerdas paridas de la corte hocicaban en el aguadojo y perros de lirones corrían tras el lomo erizado de gatos de nadie, cerraba el universo de mi primera infancia. Allí planeaba, con mis primos, inútiles trampas para los gorriones, mientras mi abuelo picaba remolachas y patatillas, preparando el caldero de los cochinos, y esperábamos que las vecinas acabasen las letanías del rosario, para que nos diesen la merienda: pan con vino y azúcar o una rebanada untada de manteca.

En la solana de aquella plazuela riojana jugábamos los niños a la tuta, a mandar a Roma los palos de las hinqueras o a formar un círculo, cogidos de la mano, y cantar: «Ya está el gato en la talega, qué brincos pega, qué saltos da...», a la vez que las comadres jugaban a la brisca y se decían: «Arrastra de triunfo, ha de ser un bisbís, solo tengo un perrillo, la polla de oros gana, yo pongo la puta de bastos...», mientras, ayudadas del moquero, gesticulaban con simulo.

Y el tiempo eterno de la niñez corrió inclemente, tornó veloz y desagradecido, voló deprisa, llevándose con él los rostros amigos de la solana, los juegos olvidados de la infancia, las costumbres lejanas de la tierra riojana; y todo pareció disolverse en la modernidad y en la distancia; mas siempre hay un eco que nos llama, que nos devuelve a la patria del hombre: la niñez, y nos recuerda que queda la memoria, las imágenes riojanas que acuden en los duermevelas de la noche, las caras que vuelven con mensajes de ausencia: la evocación cristalina de la plazuela perdida.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

Camarón -

anonimo, es usted un lector malo, y Chavarri es un escritor premiado y reconocido hasta por tuercebotas de la literatura y cocodrilos como Paulino "topolino" Lorenzo, Alfonso "pelasdelPP" Martínez Galilea o el muy malo Javi Alonso Benito (con éste no puedo, qué sopor).

Anónimo -

Verdaderamente, el artículo arriba destacado es irrisario, desconozco si el autor se ha inspirado en el autor de obras tan conocidas como "El Capitán Alatriste", es dcir, Arturo Perez Reverte, pero la forma de narrar los hechos, su forma de expresarse y demás connotaciones literarios dan´la senación de ser un fiel amante de dicho escritor, por llamarlo de alguna forma. ¿Dón está la verdadera literatura? ¿Dónde se ha perdido el amor hacia la prosa? Desde mi punto de vista, la forma de enfoque de este artículo podría haber sido otra cualquiera y el mensaje hubiera calado más hondo, puesto que se hubiera comprendido mejor el analisis a través del tiempo que "Chumi", cmo así se hace llamar o se deja llamr, más desafortunadamente que afortunademante, el autor, que no escritor, de dicho artículo. No me considero nadie, como para recomendarle otros autores como ejempo de buena literatura, pero sí que le pediria encarecidamente que cambie su manera de hacer prosa.

Francisco Javier Riaño Díez -

Como hijo del pueblo, me alegro mucho y agradezco vivamente al "vete junior" que con este artículo sobre La Plazuela, lo mismo que hizo con su libro TASUGO nos traiga felizmente a la memoria nuestra infancia pasada en nuestro querido Leiva. Supongo que la Plazuela es la Solana lindando con la pared de la casa del organista Leonides y donde vivía Vidalete y el juez con su hija Isabelita, la gran amiga de mi madre.
¿ O es el rincón de Julián y la Pilar y del balcón con la parra de su abuelo Paco el Raposo?
Para mí Miguel Angel, "el exacto", colega mío en el impartir la ciencia matemática es el Delibes de la Rioja.
Un recuerdo al pueblo que tan dentro llevo en mi corazón y a Miguel Angel que siga escribiendo, desenterrando y pregonando ese vocabulario local que a muchos tanto nos dice.
Francisco Javier Riaño Díez
COLEGIO LA SALLE
Av. El Cid, 23
09005 BURGOS
Tel.: 947 244544
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres